Monday, October 01, 2007

Un equipo es más que una suma de voluntades


Hay determinados individuos, que inexplicablemente denostan a un noble deporte, al igual que todos en los que quienes los practican lo hacen con dedicación y respeto por el circunstancial adversario, sin tratar de obtener ventajas extradeportivas; en esta ocasión me estoy refiriendo al rugby. Aquellos exhiben prejuicios elitistas a la inversa, es decir jerarquizan la mediocridad por sobre la virtud, la envidia por sobre la empatía, además de la falta de caballerosidad, puesto que algunos todavía aplauden el desdichado gol efectuado ilícitamente con la mano, por un otrora gran jugador de fútbol, actualmente destruido por las adicciones.

Tratar de nivelar para abajo, es típico de las personalidades que no toleran la superación ajena. Los futbolistas deberían aprender mucho de los rugbiers y basketbolistas, que cuando integran el seleccionado nacional de sus respectivas disciplinas deportivas, dejan todo de sí sin escatimar ningún sacrificio, conformando un auténtico equipo, no una simple suma de voluntades.

6 comments:

angustiado said...

carlos: felicitaciones por tu premio en el blog de amperio y los chatitos

Charly W. Karl said...

Angustiado, lo he visto y agradecido tan significativa distinción.

Saludos!

Mich said...

Pero carlos, usted me parece que en un punto estigmatiza el fútbol y habla bien de los basquetbolistas y los rugbistas porque está repitiendo un viejo clishé de caballerosidad que el profesionalismo, o mejor dicho, el capitalismo salvaje, han destruido sin remedio.
Por otra parte, ¿no le parece un triunfo de la humanidad, de la picardía, de lo esquivo frente a esta sociedad panoptizada por los medios, aquel gol que "adivinamos" con la mano? Bueno, por ahí a usted no ... a mí sí compañero...

Charly W. Karl said...

Mich, hoy estoy exultante por el triunfo de Independiente. Todos los deporte me gustan.

Un abrazo!

angustiado said...

Soprendido estoy que seas de Independiente querido carlos ya que tengo relacionada a la gente del rojo como personas poco reaccionarias.

Charly W. Karl said...

Angustiado, algunos nos tildan de amargos, pero en realidad tenemos la tercer hinchada del país después de las de Boca y River, somos terceros en títulos nacionales y, segundos en internacionales.
En nuestra historia, está la proeza de ir perdiendo un partido con ocho hombres, y faltando 5 minutos empatar obteniendo el campeonato. El gol fue convertido por Bochini.

Un abrazo!