Friday, January 04, 2008

Una breve reseña

Varios sindicalistas en el año 2001, durante la grave crisis que se estaba gestando proponían una fuerte devaluación del peso, para licuar los pasivos de sus obras sociales y de empresarios que vivieron y siguen viviendo a expensas del estado recibiendo abultados subsidios, exenciones impositivas y toda clase de prebendas logrando tener un mercado cautivo puesto que no les gusta la libre competencia, que es uno de los principios básicos de la economía de mercado. Los motivos argumentados públicamente eran otros.

En aquella época el gobierno que cayó por los hechos acaecidos en diciembre de ese año, presionaba a los bancos para que adquirieran los bonos que se emitían indiscriminadamente y, tras la pesificación asimétrica las entidades financieras se vieron en la imposibilidad de restituirle sus ahorros a los depositantes, con las dramáticas consecuencias por todos conocidas.

El nuevo gobierno que estaba a cargo de un mediocre ex gobernador de la provincia más importante del país, cediendo a las presiones de diferentes lobbys entre los que se encontraba la UIA además de gran parte del sindicalismo, produjo una salvaje devaluación que representó una disminución sideral de los salarios, colocando a millones de argentinos debajo de la línea de la pobreza.

Algunos que se jactan de defender a los pobres y a los trabajadores son en realidad quienes más los han perjudicado, al necesitarlos para tener voto cautivo facilitandoles vegetar en la mediocridad, sin acceso fundamentalmente a la educación, porque solamente gente ignorante puede llegar a votar a semejantes sinvergüenzas.

5 comments:

CLAUDE said...

El propósito, me parece, fue también nutrir al Estado de recursos derivados de las exportaciones incrementadas con el tipo de cambio de la devaluación para fortalecer y perpetuar el aparato político justicialista hasta fundirlo en el Estado.

Charly W. Karl said...

Claude, las retenciones que aplica el gobierno son para financiar en gran medida el costo que produce una gestión mediocre como la que están desarrollando. Los errores que ellos cometen nos los los hacen pagar a los contribuyentes con impuestos del primer mundo, pero servicios públicos del tercero.

Un abrazo!

GORRION pys said...

Charly: Este tipo de gobiernos, que algunos llaman "populistas", no hacen más que perpetuar la pobreza en sus regiones. La verdad es que siempre utilizan el sofisma de que: "la riqueza de algunos genera la pobreza de los demás". La historia seria, da cuenta de que eso no es así; sino por el contrario, son los mismo políticos lo que generan la pobreza, al instaurar "clientes políticos". Roma cayó, entre otras razones, porque su burocracia no dió a basto con los inmensos costes que le generaba mantener un aparato militar parasitario, cada vez más numeroso. El comercio, en occidente, posibilitó que las condiciones de vida de la inmensa mayoría de la población mejora una y otra vez; sin embargo la mayoría de los estúpidos que por aquí abundan (en el país digo), siguen creyendo que cuantos más ricos haya, habrá más pobres. ¿Cómo es posible que muchos de nuestros abuelos, que no tenían un centavo partido al medio cuando por aquí vinieron, se hayan hecho su casita, su quintita, su empresita etc.; sino por la posibilidad de brindarle a la ciudadanía reglas claras y transparentes?
En CUBA son todos unos muertos de hambre, pero por culpa de Fidel Castro, y no por EEUU, como piensa la inmensa mayoría en este país.
Cualquier disidente de un país comunista (como mi amigo búlgaro Teo) sabe perfectamente que el poder político necesita crear las jerarquías y las desigualdades económicas (y que son completamente arbitrarias; pues obedecen a intereses políticos) para existir.
Cuando los políticos apuntan a buscar lo peor que hay en los seres humanos, lo consiguen con demasiada facilidad en estas latitudes.
Si en este país hay muchos pobres y muertos de hambre, es por culpa de los señores Duhalde, Kirchner & company. Son ellos los que se encargan de que la gente no pueda realizarse económicamente; pues son enemigos del "libre emprendimiento" (ésto es lo que genera la pobreza, la legitimación de un discurso "chato, simplista y que "obliga a la gente a vivir del Estado", y percibir sus migajas.
La verdad es que el ser humano, cuando es manipulado por los políticos, no encuentra posibilidades de reaccionar; se hace más dependiente del poder y por consiguiente, se ve envuelto en una red que lo va limitando en todo sentido.

Te mando un abrazo.

GORRIÓN pys

Dieguistico! said...

La pregunta del millón es como romper el circulo vicioso en el que nos ha introducido la patota del conurbano y sus secuaces hoy habitantes de Balcarce 50 y la casi totalidad de las gobernaciones e intendencias del país.

Charly W. Karl said...

Diego, si mejora la educación de la gente con el tiempo los problemas tenderán a solucionarse, en caso contrario, lamentablemente seguiremos como hasta ahora.

Un abrazo!