Friday, February 22, 2008

En una democracia siempre se debe debatir

Hillary y Obama debatiendo. Foto AFP / LaNación.com

Los políticos argentinos si desearan mejorar la calidad de las instituciones de la república, como primera medida deberian aprender a debatir y dejar de agredirse como lo hacen cotidianamente, con el agravante de que incrementan sus diatribas en las semanas previas a una elección.

El problema es que para debatir hay que tener argumentos y, cuando estos escasean o no existen, se rehuye a toda posibilidad de diálogo cayendo en el terreno de las descalificaciones y el agravio personal, dando un pésimo ejemplo, dejando de exponer al votante cuales serán las medidas a implementar para que pueda decidir con convicción sobre cual es a su entender el mejor candidato, y no como ocurrió con un ex presidente que en una reunión de amigos coment
ó "si hubiera dicho lo que iba a hacer la gente no me votaba ".

Barack Obama y Hillay Rodham Clinton, deberían ser tomados como ejemplo por la mediocre dirigencia Argentina. Uno de los dos será el candidato del partido Demócrata y deberá enfrentar muy probablemente al Republicano y senador por el estado de Arizona John McCain.


4 comments:

CLAUDE said...

Y el otro día hubo una mesa de debate entre los candidatos republicanos McCain, Huckabee, Ron Paul y Romney (éste último ya se bajó de la carrera presidencial). Estaban sentados un junto al otro como invitados en un programa de televisión y el periodista les hacía a todos, uno por uno, la misma pregunta, y así iban desarrollando sus posturas. Realmente muy bueno. Impensable en Argentina. ¿Te la imaginás, por ejemplo, a Carrió “conversando” con Macri en un debate mientras discuten sus posturas e intercambian sus distintos pareceres?

Charly W. Karl said...

Claude, los políticos argentinos deberían ver los debates con los ojos bien abiertos y las orejas bien limpias, tal vez aprendan algo.

Un abrazo!

Daniela said...

Charly...recuerda, se puede compartir mientras son candidatos, si gana Obama, pasará lo mismo que sucede en éste país, los conozco a vuelo de pájaro.
Besos.

Amperio said...

Mire, Charlicar, cuando el compañero Chávez (nos ponemos de pie) quiso debatir públicamente en la cumbre de Santiago de Chile e invitó al debate al rey Juan Carlos sólo obtuvo crispación y respuestas altisonantes.

Así no se puede, compañero.
UAP