Friday, March 07, 2008

Un acto de cobardía

La delegación argentina a la cumbre de jefes de estado de los países pertenecientes a la OEA, más precisamente del Grupo Río, distó mucho de ser la ideal desde el momento en que fue integrada por un individuo, que según puede ser comprobado fácilmente en diversas bases de datos, cuando era joven colocó una bomba en el bar "El Ibérico", situado a escasa distancia del centro financiero de la ciudad de Buenos Aires, acto que provocó la muerte de una persona que circunstancialmente allí se encontraba.

Con que autoridad moral puede condenar la violencia un cobarde que nunca se arrepintió, al menos públicamente como debería haber sido, de un hecho tan
aberrante como es colocar un artefacto explosivo en el baño de un bar o donde fuese.

Foto: stockxpert.com

2 comments:

CLAUDE said...

No conozco la historia, Charly. ¿Cuál es su nombre?

Charly W. Karl said...

Claude, sobre este tema ahora mismo te envío un mensaje a través de facebook.

Un abrazo!