Sunday, March 30, 2008

A nuestros abuelos los estafa el estado

El incumplimiento del estado para con los jubilados y pensionados representa no sólo una estafa, sino una crueldad, por el manejo discrecional de los recursos de la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad social) al utilizar un porcentaje significativo de lo recaudado para fines ajenos a los intereses de la tercera edad, como gasto político por un lado y por otro pasarlo como superávit fiscal, cuando en realidad no lo es. De cumplirse con la legislación vigente una jubilación mínima debería rondar los 1300$, cifra que es solo para garantizar la supervivencia de nuestros mayores.


Esta es una realidad insoslayable que el periodismo, salvo honrosas excepciones, decide no tratar como corresponde al depender de la pauta publicitaria oficial y someterse a los designios de los funcionarios de turno, con tal de no perder el financiamiento que sale de los bolsillos de los contribuyentes. Quienes así proceden son unos verdaderos farsantes y, si les gustan tanto los sobres, por lo menos tengan espalda para tolerar las críticas.


Abuelos, somos muchos los que nunca nos olvidamos de ustedes, de lo contrario seríamos unos ingratos, por el inmenso amor que nos brindaron cuando éramos niños, incluso ahora que somos adultos.

5 comments:

LORD MARIANUS said...

Y cuando seamos abuelos, tampoco nos olvidemos de nuestros abuelos, por que sería olvidarnos de nosotros mismos, y si eso pasa, no sabríamos que somos abuelos, ergo, jamás reclamaríamos a esos impíos lo que nos corresponde mediante una justa y digna sedición.

Amperio said...

No siempre es así, Charlicar.
No en todos los casos nuestros abuelos son estafados por el Estado.
El abuelo de mi amigo el Tingui, sin ir más lejos porque ando sin monedas, fue el cerebro de una importante estafa en contra del Estado. Todavía lo están buscando...

UAP, Cusifái

WILHEMINA QUEEN said...

A veces, confieso, me da miedo pensar en llegar a ser "abuela" en todo els entido de la palabra.
¿Podremos sobrevivir la vejez?

un abrazo!

Todos Gronchos said...

Es que los viejos son invisibles. No los registra nadie, por eso pueden hacer lo que quieren con ellos.

Daniela said...

Charly...siempre he sentido mucho dolor con las injusticias que se cometen con los mayores. Sucede que a veces son abandonados hasta por sus hijos y de paso dependen de miseras pensiones del estado. Recibe mi cariño.
Besos.