Wednesday, December 19, 2007

Treinta y nueve piquetes simultáneos

Foto: Wikipedia

Hoy en la ciudad de Buenos Aires tuvimos el día más caótico que se recuerde, grupos perfectamente organizados sembraron el caos ocasionándole a millones de ciudadanos toda clase de dificultades, ya sea para dirigirse a sus lugares de trabajo, de estudio o cualquier otro lugar que les demandara desplazarse a relativa distancia de sus domicilios. Los sujetos responsables pertenecen al sindicato de la construcción (UOCRA), lo que todavía no está claro es si actuaron por indicación de su secretario general o hubo una escisión en la agrupación, que comenzó a actuar al margen de su estructura jerárquica.

Días atrás en la ciudad de La Plata distante 58 km de la capital de nuestro país, un grupo de individuos armados ingresó al Ministerio de Desarrollo Humano produciendo toda clase de destrozos.

Estos estallidos de violencia se deben a la pasividad del gobierno, simplemente porque al no existir división de poderes los jueces si solicitan a las fuerzas de seguridad que actúen en prevención o represión de un ilícito el ministerio del interior, que depende del poder ejecutivo, les da la orden opuesta. Bajo ninguna circunstancia puede argumentarse que se trate de gente carenciada, simplemente porque no podrían contar con handys, armas de fuego y una sorprendente coordinación en sus movimientos que los convierte en mini ejércitos en ejecución de una blitzkrieg (guerra relámpago en alemán).

Si el gobierno por prejuicios ideológicos, pusilanimidad o el motivo que fuese no controla la situación en la calles, lamentablemente tendremos tragedias aún mayores. Un par de semanas atrás durante una protesta gremial en el puerto de la ciudad fue asesinado un integrante de la prefectura naval sin que hayan podido ser detenidos los responsables.

Que estaríamos diciendo ahora sí algún automovilista con sus facultades mentales alteradas, hubiera actuado al igual que Michael Douglas en la película Un Día de Furia (Falling Down)?

9 comments:

EL HIPPIE VIEJO said...

CHARLY

TE DEJO UN ABRAZO Y CON ÈL
MIS MEJORES DESEOS.

MUCHAS FELICIDADES!!!

ADAL

Amperio said...

Treinta y nueve piquetes
tiene Buenos Aires
treinta y nueve piquetes
y ningún francotirador
A sus habitantes,
señor, ¿qué les pasa?
¿odian los balazos?
¿perdieron el cargador?


Me despertó la vena poética, Charlicar.

UAP, cuate.

Todos Gronchos said...

Es lo que digo, hay que matarlos a todos, pero sé que queda mal.

OliverX said...

Charly:
Te juro que hoy lo pensé varias veces. Qué pasaría si soltáramos a un par de Michael Douglas en este caos....
Me asustó la idea.

Abrazo.

Charly W. Karl said...

Hippie, agradezco tus saludos. Te deseo unas muy felices fiestas y un excelente año nuevo.
Un Hippie siempre será joven, por ser una persona bondadosa y amante de la paz.

Un abrazo!


Amperio,la mejor forma de ir al microcentro es a pata, y cuando el día es muy caluroso hacer un alto y tomarse una Coca-Cola.

Un abrazo!


Groncho, no faltó mucho para que los muchachos de la UOCRA nos mataran a nosotros.

Un abrazo!


Olivex, potenciales Michael Douglas hay muchos; de doce fiscalías que hay en la ciudad de Buenos Aires diez se negaron a exigirle a la policía que garantice la libre circulación.

Un abrazo!

Criminal said...

"El día más caótico que se recuerde". Juaaaaaaaaaa. Clap clap clap. Grande Charly!!
Ahora cuéntese uno de suegras, déle.

MAR said...

AL MAL TIEMPO BUENA CARA...ASI COMO EL DIA A LA NOCHE..ASI COMO LAS PENAS Y LAS ALEGRIAS, TODO TODO GIRA, EN ESTA MONTAÑITA RUSA LLAMADA VIDA.
PERO YO TE DESEO UNA FELIZ NAVIDAD AMIGO CON MUCHO CARIÑO.
MAR

Charly W. Karl said...

Criminal, esos muchachos disfrutan molestando al prójimo y, si los perjudicados son millones, para ellos mejor.

Un abrazo!


MAR, en realidad al trabajar por mi cuenta no he sufrido la reprimenda de ningún jefe, como les ha ocurrido a muchos ciudadanos.

Besos!

CLAUDE said...

Algún día la gente se va a cansar y se a organizar para combatir a esta gente como sea, hasta que el Gobierno se dé cuenta de que la opción más económica y menos trágica es aplicar la ley.