Friday, December 14, 2007

Tributo a Víctor Sueiro

Víctor Sueiro. Fotografía: LaNación.com

En la mañana del día de ayer partió el escritor y periodista Víctor Sueiro (1943 - 2007). Durante el año 1990 mientras se le efectuaba una angioplastia coronaria, Víctor tuvo un paro cardiorrespiratorio estando clínicamente muerto durante unos cuantos segundos, pudiendo ser reanimado por los médicos.

Tiempo después narró lo experimentado durante esa breve fracción de tiempo en un libro y su encuentro con una luz que transmitía un amor y una calidez incomparables, a la cual denominó Dios.

Hasta ese momento casi todos los libros que trataban esta temática habían sido escritos por médicos que comentaban las experiencias de sus pacientes, unos de los más conocidos son el Dr.
Raymond Moody y, la ya fallecida Dra. Elisabeth Kubler-Ross. La conclusión es tan sencilla como evidente, la muerte no existe, es solamente un pasaje a otra dimensión de tiempo y espacio, donde la vida continúa en un nivel mucho más elevado que aquí en este limitado y problemático mundo tridimensional.

7 comments:

CLAUDE said...

Nunca fui bueno para interpretar correctamente esas experiencias o creer en ellas, pero los relatos son coincidentes en muchos aspectos. Es un gran consuelo pensar que el más allá existe.

María del Carmen Lanús said...

En Melilla comenzó la vacuna contra el virus de papiloma humano para evitar el cáncer de útero.
Hice un post al respecto.
Me gustaría que hagas uno con tu punto de vista aprovechando tus conocimientos.
¡saludos!

Charly W. Karl said...

CLAUDE,este tema me interesa muchísimo, he investigado bastante y pienso que es altamente probable de que lo dicho por Víctor y muchos otros investigadores sea cierto. La certeza absoluta en algún momento la tendremos, será cuando nos toque partir definitivamente.

Un abrazo!


María del Carmen, recién he efectuado el comentario relacionado con este tema en tu blog de WordPress. Además de dar de mi opinión favorable a todo lo que tenga que ver con la prevención, te comento un caso de testarudez increíble, que lo vi y es difícil de comprender, por el motivo de que la persona en cuestión se trataba de un médico.

Besos!

Liberalto © said...

Había puesto el otro día en Argenlibre, una elegía a Sueiro, después la borré porque supuse que quizá, no era el lugar donde dedicarle unas palabras póstumas
Me pone bien que alguien se haya acordado del gallego en un blog.
Sueiro, nos dió una esperanza alguna vez con su bibliografía.
Que se yo... Nadie sabe.
Peor que la muerte es ver morir a nuestros seres queridos.

Charly W. Karl said...

Liberalto, Víctor también escribió libros dedicados a los Ángeles. El que leí y me encantó fue "El ángel, un amigo del alma".

Un abrazo!

Daniehlla said...

Charly...siempre me ha intrigado ese pasar de plano. Pasé 15 días en en terapia intensiva, y mis recuerdos de esos momentos son de una paz infinita, casi sin deseos de regresar.
Besos.

Charly W. Karl said...

Daniela, en muchos casos en los cuales las personas pasan por ese trance, recuerdan el encuentro con seres queridos que han partido tiempo atrás y, una vez reanimados presentan un aumento de su sensibilidad espiritual y una comprensión amplia de cuáles son los motivos por los cuales llegamos a este mundo. La con conclusión a la que arriban es que no hay nada de que temer, Dios es amor y nosotros sus hijos.

Besos!