Saturday, August 12, 2006

La inseguridad en que vivimos


Era una noche del pasado verano, y estaba sentado en el balcón del departamento donde vivo, la calle tiene buena iluminación, y se puede divisar la circulación con suma precisión. En un momento dado, percibo que se acerca un extraño al auto de un vecino con intenciones de robo, como no podía ser de otra manera, le doy la voz de alto para que desista del intento, acto seguido el individuo que daba la impresión de no tener mucho más de veinte años de edad comienza a retirarse con total tranquilidad, para repente elevar su mirada y sentenciar "si te agarro abajo, te mato". No hace falta que diga que no pasó de una amenaza.

Por lo que viene ocurriendo con respecto a las absurdas políticas abolicionistas del derecho penal, tal vez de haber sido víctima de ese delincuente, la condena que hubiese recibido en el caso de haber sido detenido por la policía permitiría su excarcelación en poco tiempo. Si las circunstancias se hubiesen dado a la inversa, en ejercicio de mi legítima autodefensa y como último recurso le hubiera producido algún daño al citado marginal, algunos de los mal llamados jueces garantistas me hubiese procesado por lesiones, debiendole pagar una indemnización, y sus secuaces, por la solidaridad que existe en el mundo del hampa me hubiesen hecho la vida imposible, como suele ocurrir en estos casos.

Como conclusión, afirmo que a la gente decente no hay quien la proteja, estamos en estado de indefensión, tenemos obligaciones pero cada vez menos derechos. La justicia por mano propia no es justicia, en mi caso nunca me apartaría de esta premisa, pero lamentablemente cada vez hay más gente que piensa que no hay otra alternativa.


Efemérides: Un día como hoy, 12 de julio, pero de 1806 las fuerzas británicas al mando del General William Beresford (1768-1854) se rendían, después de dos meses de haber tomado la ciudad de Buenos Aires ante Santiago de Liniers (1753-1810), quien dirigía a los hidalgos patricios que reconquistaron la ciudad.

2 comments:

Daniellha said...

Charly... el Angel de la Guarda no permitió , que cuando sucedió lo qué cuentas, estuvieras abajo. Por favor cuídate.
Besos.

Charly Karl said...

Valeria, estoy en deuda con mi ángel de la guarda, me ha ayudado demasiadas veces.

Besos!