Tuesday, February 27, 2007

La miseria no debe ser ocultada, sino erradicada


El Ing. Mauricio Macri, lanzó ayer su candidatura a jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires y lo que a muchos sectores vinculados con el oficialismo les molestó, no fue el hecho en sí mismo sino el lugar elegido, por tratarse de una zona donde viven miles de personas carenciadas. Macri lo único que hizo fue mostrar la realidad que muchos intentan infructuosamente negar, porque son ellos, los dirigentes políticos quienes tienen la responsabilidad de los niveles tan altos de pobreza a los cuales se ha llegado, situación más absurda si se tiene en cuenta que nuestro país es uno de los tres productores más importantes de alimentos del mundo, y cuenta con toda clase de recursos naturales y humanos como para que en poco tiempo se pueda situar a la par de las naciones más desarrolladas, el problema es que los sucesivos gobiernos han estado a cargo de oportunistas e inoperantes, que han privilegiado sus intereses personales por sobre los de la nación.

De todos modos hay que tener confianza en la inmensa mayoría de los ciudadanos, que somos personas de bien y que estamos dispuestos a seguir sacrificándonos mediante el esfuerzo personal y el respeto a la Constitución Nacional, para que dentro de algunos años nuestro país recupere el lugar que no debió de haber abandonado nunca.

Si nuestro país en los últimos años ha tenido un importante crecimiento económico, no ha sido por los gobernantes sino por la mayoría silenciosa que trabaja responsablemente y paga religiosamente sus impuestos, a pesar de que estos en parte son dilapidados por la falta de criterio, en el mejor de los casos, de los gobiernos de turno.

2 comments:

Luis said...

Uno de los culpables de la pobreza es, precisamente: Macri.
uno de los que no pagan religiosamente sus impuestos es, precisamente: Macri

Charly Karl said...

Luis, no comparto tu opinión, pero me parece tan respetable como la mía. Lo importante es disentir civilizadamente.

Un abrazo!