Monday, April 16, 2007

Desequilibrado y armado

Ambulancias en Blacksburg, Virginia. Foto AP

En la sociedad norteamericana hay sectores ultraconservadores que no admiten ningún tipo de restricción a la tenencia de armas de fuego, la National Rifle Association cuenta con un importante poder de lobby en Washington, con varios legisladores que le responden de manera incondicional, bloqueando todo proyecto que intente modificar la reglamentación para su venta, por más que se traten de alto calibre e incluso automáticas.

El problema se manifiesta en forma cíclica con consecuencias dramáticas, en las que un desequilibrado mental ingresa a su universidad y comienza a asesinar a todo ser humano que se encuentre dentro de su campo visual, hasta que se le acaban las municiones o es abatido por las fuerzas de seguridad.

Si unos argumentan tener un derecho constitucional, hay otros que también lo tienen y es mucho más importante, es el derecho a la vida, y si cualquiera se puede hacer de una poderosa arma de fuego sin prácticamente restricción alguna, tragedias como la vivida hoy en Blacksburg, Virginia donde fueron al menos asesinados 33 estudiantes universitarios, seguirán ocurriendo.

6 comments:

Fabiana Bump said...

Me parece que prohibir la tenencia de armas es una medida ineficaz, que empuja y obliga a cualquiera a la clandestinidad si quiere tener un arma.
Creo que estos episodios nefastos y cíclicos no tienen nada que ver con la prohibición o no de las armas, ya que además y en definitiva tenés que estar chiflado para hacer esas cosas.
En lo personal, no comparto la idea que el gobierno me tenga que dar una autorización para tener un arma de fuego.
Los suizos tienen todos un fusil de guerra en el armario, y en Suiza no suceden estas enormidades.
Me refiero a que una prohibición siempre puede ser vulnerada, y un loco puede cometer mucho daño con un arma, o con agua hirviendo, o con veneno para ratas, o con lo que sea.
Creo que el episodio de USA es un fenómeno social muy complejo y muy difícil de desentrañar.
Tiene que tener motivos no tan evidentes como la ausencia de regulaciones.
Digo, si fuera eso nomás, serían mucho más frecuentes los casos.
¡Saludos!

Charly W. Karl said...

Fabiana, lo que me parece sorprendente es que puedan obtenerse tan fácilmente armas automáticas, que llevan cargadores con treinta proyectiles que pueden ser disparados en una sola ráfaga y en cuestión de segundos, incluso colocándole una cinta con municiones esta cantidad se puede triplicar o cuadruplicar.
Además una cosa es la población norteamericana de las grandes ciudades tanto de la costa de éste como de la oeste, y otra muy distinta es en el interior, allí la gente no tiene una gran amplitud de criterio.
Con respecto a Suiza, está en condiciones de movilizar a 500.000 hombres en 48 horas, pero por una cuestión cultural solamente utilizarían la fuerza como último recurso defensivo.

Besos!

Fabiana Bump said...

Las armas por sí mismas no mataron nunca a nadie. Y los asesinos en masa en general han sido gobernantes, no gobernados.
¡Saludos!

Charly W. Karl said...

Fabiana, estoy completamente de acuerdo.

Besos!

La chica del surcidio said...

Cada vez que te leo me convenzo más de lo afortunada que fui al encontrarte, me atrapa tu sentido del humor, sabelo.
Un abrazo!

Charly W. Karl said...

Chica del surcidio, por ser un hecho tan grave lo traté con la mayor seriedad posible.

Besos!