Wednesday, April 18, 2007

Un barco sin timón

Barrio de Belgrano

Por la falta de obras de infraestructura, en la ciudad de Buenos Aires desde hace varios años atrás cada vez que llueve torrencialmente varios barrios se inundan, sufriendo los vecinos las consecuencias de esa situación que en algunos casos puede llegar a tener gravísimas consecuencias.

Ayer en el barrio de Belgrano, en la zona más baja previendo lo que podía llegar a suceder, varios conductores ante la imposibilidad de mover sus vehículos y para que no sean arrastrados por el líquido elemento recurrieron a un método impuesto por las circunstancias, ataron el automóvil a un árbol, y cuando bajó el agua tuvieron que dedicarse a la ardua tarea del secado, pero por lo menos no lo tuvieron que ir a buscar valla a saber donde.

Una buena medida sería disponer de remos por si llega a ocurrir algo similar en medio del trayecto, contingencia que es altamente probable, así por lo menos será uno el que tenga el control de la situación y no permanecer en la calle al garete, como si el vehículo de cuatro ruedas fuese un barco sin timón.

3 comments:

LORD MARIANUS said...

Hola Charly: Nosotros tuvimos que atar toda la provincia de Santa Fé para que no se la trague el Paraná. Afortunadamente el gobierno santafesino, había comprado un gran provisión de tanza e hilo de nylon para pegar pasacalles en la próxima campaña electoral, que finalmente se usó para evitar la desaparición de Santa Fe.

Suerte que tenemos esos gobernantes.

(En consonancia con la ironía magistral de tu último párrafo)

Fabiana Bump said...

Evidentemente el escurrimiento es defectuoso cuando llueve mucho, pero más que mucho mejor digamos rápido, o sea mucha lluvia toda junta.
La situación es reiterativa, y de larga data.
Como no se puede manejar el clima, la única forma lógica de solucionar este problema es con inversiones, para contar con un plus de escurrimiento cuando se producen estos fenómenos.
No hay otra forma.
Y como las inversiones no se hacen, el problema persiste.
¿quiénes se perjudican?
Obviamente las personas, ellas mismas y sus bienes.
¿quién es el responsable?
Obviamente el gobierno de la ciudad.
¿quién ha presentado un plan o un proyecto serio al respecto?
Obviamente nadie.
Así estamos.

Charly W. Karl said...

LORD MARIANUS, en la ciudad de Buenos Aires cuando se producen estas inundaciones las probabilidades de terminar electrocutado son considerables. No hace mucho, una importante avenida de esta ciudad tras una impresionante tormenta tenía que ser recorrida mediante botes neumáticos para prestarle auxilio a la gente.

Un abrazo!


Fabiana, no se preocupan por las obras de infraestructura porque viven pendientes del corto plazo y por ende no hay una visión estratégica. Además la gente debería actuar racionalmente y no arrojar elementos que puedan obstruir los sumideros.

Besos!