Thursday, April 19, 2007

Los alumnos son los perjudicados


Por los gravísimos acontecimientos acaecidos en la provincia de Neuquén, los maestros iniciaron un paro por tiempo indeterminado exigiendo la renuncia del gobernador, tomándose atribuciones que no son de su competencia, puesto que es el congreso provincial quien debe decidir sobre esta delicada cuestión, no pudiendo soslayar el inmenso daño que le ocasiona a los chicos la pérdida de días de clase.

Como respuesta a esta situación irregular, los padres de los alumnos están comenzando a tomar las escuelas a los efectos de exteriorizar su repulsa a la postura del gremio del sector, e intentando defender el derecho a la educación de sus hijos.

En la provincia de Santa Cruz se inició un cese de actividades de cuatro días, y se planea otro para la semana venidera, mientras fuerzas policiales y de la gendarmería custodian la sede del gobierno provincial y municipal, además un importante contingente de efectivos rodean a la residencia de descanso del presidente, la cual se encuentra en la localidad de El Calafate, demostrando una notoria ambivalencia en cuanto a la política aplicada en su provincia, porque es el presidente quien por teléfono da las órdenes al gobernador, mientras que en el resto del país se suelen presentar situaciones de anarquía, renunciando el estado por decisión del poder ejecutivo a ejercer el control jurisdiccional que establece la ley.

Nuestra Constitución Nacional es precisa al establecer el rol de las fuerzas de seguridad, determinando claramente que su finalidad es la prevención y de ser necesario la represión del delito. A la palabra represión se le da una connotación propia de épocas dictatoriales, pero al imperar el estado de derecho, al menos en términos formales, muchas veces las autoridades deberían actuar de manera drástica, sin que esto significase apartarse de la ley y ni siquiera utilizar la violencia en forma desmedida, solamente y como último recurso se procedería para garantizar su cumplimiento. En este aspecto, a mi entender parte del periodismo tiene una cuota de responsabilidad en su prédica constante contra la policía, las pocas veces que a esta se la moviliza para neutralizar el accionar de elementos facciosos, sean de derecha o de izquierda, que organizadamente actúan destruyendo, incendiando y recurriendo a toda clase de provocaciones en casi todos los casos con los rostros ocultos y utilizando armas de la más variada especie.

3 comments:

Fabiana Bump said...

Muy bueno lo planteado.
Me animo a agregar que si la educación se privatizara (con becas para quienes no puedan pagar, por supuesto) estos problemas no existirían, ya que son inherentes a la condición de "empleados públicos" que tienen los docentes.
¡Saludos!

Charly W. Karl said...

Fabiana, a mi entender la educación terciaria y universitaria debería ser arancelada e implementar un sistema de becas para aquellos alumnos que lo merezcan y no estén en condiciones económicas de afrontar su pago. En lo que respecta a la educación primaria y secundaria, estoy seguro que el estado no tiene que desentenderse, puesto que es una inversión y no un costo.

Besos!

Fabiana Bump said...

Que invirtamos los privados, y que el estado se limite a hacer cumplir la ley.