Monday, July 02, 2007

El Planeta de los Simios


Tal vez la decisión del Sr. Presidente de no presentarse a elecciones para un nuevo período, e impulsar a su esposa como candidata sea un repliegue táctico, puesto que de lo contrario al poco tiempo de iniciar su segundo mandato, en caso de obtener el triunfo en los comicios del mes de octubre, mucho antes de lo razonable pasaría a ser lo que en Estados Unidos se denomina un "pato rengo", por la dinámica misma de la política argentina cuyos tiempos son más relativos de lo que hubiera previsto Einstein al esbozar su famosa teoría. Mientras tanto se dedicaría a la creación de un nuevo partido político desde dentro del mismo Justicialismo, al que pretende dirigir a partir de octubre. Posteriormente realizar un nuevo intento para acceder al sillón presidencial, esta vez con reelección incluida para gobernar durante ocho años, y no sería nada raro que intentara catapultar a algún otro miembro de la familia, y continuar lo que en realidad se trata de una monarquía, desde el momento en que asumió la presidencia dejando de lado los principios republicanos establecidos en la Constitución Nacional.

La conformación de un pingüinato es el sueño dorado de esta especie del sur, que sería algo parecido a lo que hemos visto en El Planeta de los Simios, donde tras una guerra nuclear el ser humano pasa a ser dominado por lo que según la ciencia fueron sus antepasados.

De la realidad al hecho hay un buen trecho, y en este caso, diría que es el existente entre la Tierra y Júpiter, siendo un sueño de imposible cumplimiento, por estar viviendo en el año 2007 y no en el paleolítico inferior.

4 comments:

Daniellha said...

Charly...leo tu post y nunca envidio nada, pero en este momento como me gustaría que el simio de nosotros decidiera lo mismo. Sería maravilloso, porque ni mujer tiene.
Besos.

BARRICADE BLOGGER said...

Totalmente, buscan evitar el "lame-duck effect", o efecto desgaste, urdiendo una alternancia matrimonial, que es la opción nepotista, en vez de una alternancia entre partidos o dirigentes diferenciados, que es la opción republicana. Justamente ayer leí una entrevista a María Sánez Quesada en la que decía que en otros países una maniobra tan burda sería impensable, y que, por ejemplo, Hillary Clinton no hubiera tenido ninguna chance de acceder a la presidencia de Estados Unidos si lo hubiera intentado como sucesora de su marido. Me gusta tu estilo legible.

Charly W. Karl said...

Daniela, el que tienen en tu país no podrá conformar una dinastía como intentan hacerlo aquí.

Besos!



BARRICADE BLOGGER, en este régimen pingüinocrático conciben al poder como un bien ganancial y no como un medio para sentar las bases de una sociedad mejor.

Un abrazo!

Alejandro FIGUEROA said...

"Pingüinocracia" es un término que debería incuirse ya en el diccionario de la RAE.

Me gustó tu nota,

Saludos.