Monday, July 24, 2006

En Medio Oriente, la paz es difícil pero posible

A mi entender la Secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice, no es la persona adecuada para negociar un alto el fuego en el conflicto que está manteniendo en estos momentos Israel con el Hezbollah, puesto que su país apoya decididamente a una de las partes, al Estado hebreo.

Esta compleja tarea debería estar a cargo de la ONU sin excluir a ningún país, y sin que ninguno quiera tener más injerencia que otro para lograr un acuerdo definitivo.

La comunidad internacional debe focalizar su atención en la República de Irán, puesto que este estado teocrático está intentando desarrollar armamento nuclear, y cuenta con misiles cuyo radio de acción llega hasta el centro del continente europeo. Varios países disponen de esas letales armas, pero ninguno es gobernado por un régimen fundamentalista ni se la pasa amenazando a occidente por supuestas conjuras en su contra, con el agregado de que los persas, apoyan económica y militarmente a organizaciones terroristas, que al presente han realizado numerosos atentados dejando un elevado número de víctimas, y no se perciben indicios que esté por revertir esa criminal política.

2 comments:

Aristatoles, Sabio a Domicilio said...

COn todo respeto, pero si me queres convenser que el gobierno norteamericano no es fundamentalista (y no me refiero a nivel religioso porque se puede ser fundamentalista de diversas maneras) se te va a hacer imposible.

Un estado que dice quien puede tener y quien no armas nucleares y que ademas no firman tratados internacionales de no proliferación no puede bajo ningun concepto no ser tomado como fundamentalista, aunque el fundamento de ese fanatismo sea el poder

Charly Karl said...

En este aspecto pienso muy parecido a vos, Estados Unidos está gobernado por gente extremadamente peligrosa, que no vaciló en destruir a un país como Irak sabiendo de antemano que no tenía armas de destrucción masiva, a pesar de declamar lo contrario.

En lo que respecta a Corea del Norte muy difícilmente los norteamericanos tomen la iniciativa, puesto que ese país cuenta con unas fuerzas armadas poderosas, cuyo ejército regular tiene un millón de hombres perfectamente entrenados y con una capacidad combativa óptima, y si se le suman las reservas entre hombres y mujeres pueden llegar a los 9 millones de efectivos. Además poseen armamento químico, bacteriológico y nuclear.


Un abrazo!