Wednesday, August 01, 2007

El juego no es la causa, sino el síntoma


El spot publicitario de una de las más famosas loterías del país, termina con la frase "jugar conpulsivamente es perjudicial para la salud". A mi entender, en este caso se presenta una incongruencia puesto que para ser jugador compulsivo, previamente hay que estar padeciendo una enfermedad encuadrada dentro de los trastornos por ansiedad, más exactamente del espectro del TOC (trastorno obsesivo compulsivo), al igual que la compra patológica, variados rituales y pensamientos intrusivos que a quienes los sufren les pueden convertir la vida en un calvario.

En este caso el juego no es la causa, sino el síntoma de algo muy complejo que la ciencia está dilucidando, razón por la cual aquí el psicoanálisis no cumple su cometido, por tratarse de un problema bioquímico especialmente en el lóbulo frontal del cerebro, que es el área que controla los impulsos, motivo por el que debe ser tratado con la medicación específica y terapia cognitiva.

8 comments:

La chica del surcidio said...

Como todo en esta vida, querido amigo es cuestion de prudencia y de salvaguardar las formas.
A mi el escolazo me cae bien, me emociono al llegar a la ruleta y poner todo, pero todo lo que tengo y deseando ganar para luego volver a jugar.
Una vez fui al bingo de Ezpeleta a las 10 de la mañana, fue impresionante como voló el tiempo, de repente se hicieron las 23 horas y yo seguia dandole bien pero bien duro al black jack.
Igualmente Sofovich me parece sumamente deplorable, oligarca, capitalista, inhumano y despreciable monitor de la corrupcion bien entendida.
De todas las formas en que los juegos de azar se presentan, me quedo con la clandestina porque siempre lo dije lo justo es justo, y en este caso lo justo es que la guita se la quede el quinielero.

Chau papi, nos vemos...

La chica del surcidio said...

Por que será que Black Jack traducido es Negro Jack?
No quiero que se malentienda la direccion de mi comentario anterior, pero me quedo pensando en eso.

Alimontero said...

Hola Charly, me he quedado meditando sobre esto. Y si bien los químicos puedan ser necesarios, yo iría más a una conversacion profunda con el "jugador" o "comprador compulsivo" y te aseguro que él te podria identificar cuál es el origen, la causa que él tiene para salir de sí y buscar afuera lo que carecen dentro...
Es mi humilde opinión..
Gracias por tus palabras Charly...
y tu huella en casa...
Ali

09:26 AM

mi despertar said...

Muy interesante tu blog, me gusto mucho te lo encontré en lo de Ali

Mich said...

Pero con ese argumento legalicemos la droga charly!!! (El Pity agradecido...)

Charly W. Karl said...

Chica del surcidio, cuanta más gente a recurra a los juegos de azar, mayor será la ganancia de los dueños de las salas de juego, y menor el nivel de vida de la población. De todos modos, de vez en cuando jugarse una ficha o un billete de lotería no viene mal.

Besos!


Alimontero, estoy de acuerdo con tu opinión, es importante que quienes padezcan este y cualquier otro problema que tenga que ver con la conducta o el estado de ánimo, lo conversen con personas idóneas que efectivamente puedan ayudarlos, como son todos los profesionales de la salud mental.

Besos!


Mi despertar, me alegro que este blog te haya gustado y estás invitada cuando lo desees.

Besos!


Mich, me estaba refiriendo no a drogas ilícitas, sino a medicamentos prescritos por médicos especialistas en psiquiatría.
Me considero un enemigo del narcotráfico, si por mí fuera todos los que comercializan esas letales sustancias, irían a parar a la cárcel para nunca más salir.

Un abrazo!

Natasha said...

Querido Charly:

Pienso que el problema del TOC es un problema fundamentalmente de orden espiritual, hay ciertas condiciones en el individuo que favorecen fenómenos neuro-psíquicos de reverberación, lo cual genera estas conductas viciosas de ansiedad, las personas primariamente sienten un vacío que les causa malestar, la persona no encuentra la causa del malestar que le espolea, se siente inquieta, angustiada, inestable, pero pronto descubre que ciertas emociones de placer le alivian la disconformidad, recurren a buscar las sensaciones de excitación, euforia, satisfacción subjetiva, que les enmascaran momentáneamente la pena... (entre esas emociones están: comer incontroladamente, hacer sexo, juegos de azar, fumar cigarrillos, embriagarse consuetudinariamente con licor o drogas y algunas otras manías) pero a su vez esta fugaz supresión del disconfor retro-alimenta la ansiedad cerrando el circulo obsesión-compulsión ansiedad y vuelta a lo mismo... por fortuna hay muchos fármacos (ansiolíticos) capaces de romper el circuito del TOC, pero también se necesita una re educación del formato espiritual, para evitar las recaídas. Bueno esto es hasta donde sé del tema, por cierto muy interesante porque creo que son muchas las personas afectadas y por desgracia muchos inescrupulosos se lucran de estas situaciones, como es el caso de los casinos, donde la gente solo llega a perder y a empeorar su situación

Gracias Charly, mi cariño con besos de amigo para ti

Natasha

Charly W. Karl said...

Natasha, seguro que en muchos casos en el TOC también puede haber una carencia espiritual, como bien lo acabas de expresar.

Besos!