Thursday, November 30, 2006

Medidas de precaución


Si las autoridades argentinas no están en condiciones de brindarle la seguridad mínima indispensable a la ciudadanía, con menos razón lo estarán de prevenir la acción que pudieran estar planificando algunos fanáticos de la provincia de Entre Ríos, que han anunciado veladamente las intenciones de sabotear la planta de celulosa que está siendo construida en la vecina orilla.

El presidente de la República oriental del Uruguay, Sr. Tabaré Vázquez, en el día de ayer ha ordenado al ejército que traslade parte de sus unidades de combate a la localidad de Fray Bentos, ante la eventualidad de que se produzca algún atentado a la pastera en construcción por parte de la empresa finlandesa Botnia. Si bien en Argentina han habido críticas por esa decisión, a mi entender es comprensible de que se tomen las medidas de precaución adecuadas y que se utilicen todos los medios disponibles, porque en un estado de derecho las Fuerzas Armadas son instituciones vitales para la seguridad y la integridad de un país, y su movilización es una decisión soberana de cada gobierno, en este caso con una finalidad eminentemente preventiva, ante el riesgo por ciertos informes de inteligencia, de que algún grupo ultra minoritario podría realizar alguna acción extrema que dañaría aún más la imagen de nuestro país, no solamente en la región, sino en el mundo entero.

3 comments:

Mayor Payne said...

Es triste que el fanatismo de los asambleístas nos haga llegar a este punto con Uruguay... movilización de tropas del otro lado del río. Pensar que con un mínimo de cordura, este conflicto jamás hubiera llegado a la crisis. Pero cordura es justo lo que le falta a Nuestro Presidente.

Un buen primer paso sería individualizar a los que hablaron de sabotear o hacer actos de terrorismo y encerrarlos por apología del delito o incitación a la violencia. Y poner a Gendarmería o Prefectura para evitar que crucen de Gualeguaychú al otro lado. (No digo el Ejército o la Armada porque sabemos cuánto los odia Kaki)

¿Mandar al Ejército Uruguayo a custodiar Botnia es una escalada en la crisis? Sí, definitivamente. Ahora bien, reconozcámoslo con todas las letras: si asambleístas argentinos proponen sabotear la construcción de la planta de Botnia eso constituye una amenaza de invasión al territorio uruguayo. Y es lógico que del otro lado quieran movilizar tropas para evitar que ocurra. Se llama "disuasión", un concepto que mi amiga Nilda Garré parece negarse a entender.

Un abrazo.

Charly Karl said...

Mayor Payne, coincido con sus apreciaciones. El gobierno en este conflicto ha demostrado una falta total de reflejos, puesto que de haber actuado racionalmente y en el momento apropiado no se hubiese llegado a esta situación.

Este tema me permite hacer una especulación sobre lo que hubiese ocurrido si en las elecciones en Chile se imponía el Sr. Lavín, el cual ha demostrado en reiteradas oportunidades un sentimiento antiargentino, y ante la crisis por la falta de suministro de gas al vecino país, hubiese movilizado a la frontera a su ejército. Que actitud adoptaría nuestro presidente con unas fuerzas armadas a las que denigra permanentemente, y con un exiguo presupuesto, al extremo de que nuestra Fuerza Aérea tiene una cantidad muy limitada de cazabombarderos en condiciones de operar por falta de mantenimiento.


Un abrazo!

Mayor Payne said...

Agregale las máquinas que estuvo comprando la FACH últimamente, por no mencionar el Ejército o la Armada de Chile... iba a pasar a la historia como la "Guerra de la Lástima".

Desarmados saludos!