Saturday, November 25, 2006

Plantas de celulosa


Ayer en el programa Contrapunto, emitido por Radio América de Buenos Aires, conducido por el periodista Martín Pitton, escuché el reportaje efectuado a un especialista en bioquímica de la ciudad de Valdivia, Chile, lugar donde se instaló una planta de celulosa como la que se está construyendo en Fray Bentos, Uruguay, y dijo que el impacto sobre el medio ambiente fue negativo al haber afectado a varias especies animales, especialmente a los cisnes y peces, que se encuentran en el río donde son eliminados los efluentes generados por la mencionada industria. Todo esto motivado por la utilización de tecnología anticuada, que según se afirma, es la misma que está utilizando la empresa finlandesa Botnia frente a la ciudad argentina de Gualeguaychú. Recordemos que en las industrias similares construidas en el continente europeo, son aplicados los métodos de producción más modernos existentes en la actualidad, gracias a los cuales prácticamente no se genera ningún tipo de contaminación.

El gobierno argentino ha cometido un grave error, al permitir el corte de una ruta internacional, en clara violación de las leyes que determinan que es un delito federal. Además tendría que haber actuado hace tres años, ante la solicitud de los ciudadanos de la provincia de Entre Ríos, previo al inicio de la construcción de la planta de celulosa en cuestión.

De lo que no hay duda, es que Uruguay violó el tratado del río homónimo, por tratarse de un recurso compartido, y una obra de tamaña envergadura con tecnología que no es la más moderna, inexorablemente tendrá un impacto negativo en el medio ambiente.

4 comments:

Luz Estevez said...

Uyyyy las papeleras...
¡¡¡Que tema!!!
Hace dos años que estoy de novia con un uruguayo. Te podras imaginar que escucho este tema en todos lados. En uruguay este conflicto es el tema principal de agenda de los medios, mas que aca en Argentina. Tengo mi postura frente a este conflicto. Me parece una verguenza los cortes de rutas, pero también creo que es una lastima que sigamos dañando a nuestro medio ambiente. Prefiero reservar mi postura, pero seria bueno llegar a una solución sin tantos actos tan absurdos.

Charly Karl said...

Luz, el problema es que al no haberse realizado un estudio de impacto ambiental acumulativo, no se puede dar una opinión definitiva sobre si la planta de celulosa en cuestión produce contaminación en el medio ambiente o no, en el caso de que el resultado fuese afirmativo, habría que establecer en qué proporción se vería dañada la naturaleza.

A mi entender, este tema ha sido muy mal manejado desde el principio, fundamentalmente por las autoridades argentinas.


Besos!

Mayor Payne said...

Sin negar la absoluta necesidad de un estudio de impacto ambiental efectuado por investigadores independientes, el gran problema radica en si sus resultados van a ser reconocidos y aceptados por todas las partes involucradas.

En el caso de Gualeguaychú, existe una negativa rotunda a considerar válido cualquier informe que contradiga sus afirmaciones acerca del carácter contaminante de la planta.

El desmanejo del gobierno nacional es completo: entraron en este conflicto para respaldar a un gobernador amigo, hicieron suya la causa de los asambleístas para no quedar mal frente a la opinión pública y no consiguen salir por falta de voluntad negociadora y para no disgustar a ningún sector social.

Charly Karl said...

Mayor Payne, muy probablemente la población de Gualeguaychú no acepte nada contrario a su rígido esquema de razonamiento, promovido desde el principio por el gobernador de Entre Ríos, por mezquinos intereses políticos, y profundizado por la inoperancia del gobierno nacional, que no le permite enfrentar racionalmente situaciones complejas.

Un abrazo!