Thursday, April 27, 2006

Triple Alianza nefasta

Como argentino siento vergüenza por la participación de mi país en la guerra de La Triple Alianza, en la que juntamente con Brasil y Uruguay, prácticamente se arrasó la totalidad del Paraguay, perdiendo este gran parte de su territorio.

Los guaraníes a raíz de esta catástrofe sufrieron un perjuicio que a mi entender continúa hasta nuestros días, por la simple razón de que su propio estado carece de poder jurisdiccional, y por ende es utilizado por determinadas mafias para realizar contrabando tanto a la Argentina y Brasil.

La debilidad del estado de aquel país, ha llegado a la situación de tener que ceder una porción de su territorio para que la única superpotencia instale allí una base. Recordemos de que en esa zona se encuentra una de las tres reservas más importantes de agua dulce del planeta, y se sitúa a no mucha distancia de la región boliviana rica en hidrocarburos.

Los marines llegaron para quedarse. Me pregunto si no hubiese sido mejor que después de esa contienda tan vergonzosa y criminal, secesionar a ese desdichado país en partes proporcionales para los "victoriosos", puesto que de haber sido así, los tres respectivos estados, podrían ejercer su poder de manera efectiva, y los marines nunca hubieran podido hacer pie en esa zona tan vital para la región.

Posted by Picasa

4 comments:

Gurí matero said...

Estoy de acuerdo con vos, C.Karl, nunca me gusto la Argentina que quiso ser europea. Es una deuda cultural y politica pendiente que tenemos con nuestros hermanos latinoamericanos, por haber mirado hacia afuera por tanto tiempo. Tenemos que volver a ser Latinoamerica.

Charly Karl said...

Siempre que se produce un vacío, algo o alguien inexorablemente tratará de ocuparlo.

Esto es así, tanto en la física como la política.


Saludos

Pablito Piris said...

Yo también siento vergüenza e indignación.
Saludos

Charly Karl said...

Indudablemente, esa guerra tuvo un instigador para obtener un beneficio estratégico, y de acuerdo como se vienen dando los acontecimientos, cada vez es más fácil y deducir quién fue.


Un fuerte abrazo