Thursday, October 26, 2006

El poder genera adicción

Con un ego endeble sería difícil asumir responsabilidades, pero cuando se llega al extremo del egocentrismo comienza a debilitarse el espíritu, porque el ególatra necesita permanentemente dominar al prójimo como única alternativa de reafirmación narcisística, para suplir sus carencias afectivas.

En la vida es más importante ser que parecer, por este motivo los autoritarios siempre intentan aparentar, porque en el fondo no son nada. Cuando un autócrata tiene mucho poder, quienes lo rodean sufren las consecuencias, tornándose en seres desdichados por la tendencia innata de estos individuos en dividir a la gente en súbditos o enemigos, convirtiéndose los primeros en los segundos cuando el que se siente el amo de todos comienza a perder su influencia, porque como el poder genera adicción, nunca se está conforme con el que se tiene y se pretende tener cada vez más, hasta llegar a un límite, en este caso biológico e inexorablemente declinante. En otras ocasiones, diría que en la mayoría de los casos, el límite es impuesto prematuramente por la realidad percibida por los que otrora eran sus fieles seguidores.

4 comments:

Marcel Pommiez Aqueveque said...

El poder evidentemente distorciona algunas mentes. Aunque es malo, es comprensible (de cierto modo). El tema pasa por las distorciones que se producen cuando "crees" que tienes poder y NO es así (sabes a lo que me refiero)


+Buen blog,


Un abrazo

Charly Karl said...

Marcel, hay una frase que dice "el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente". Lamentablemente es lo que está sucediendo en muchos ámbitos, hay gente que ve al prójimo no como un ser humano, sino como un elemento descartable.

Un abrazo!
Charly

Gala said...

Si dieramos una vuelta de tuerca, tal vez podríamos comprender que hay gente que está en éste mundo para que algunos sepamos lo que "no queremos hacer" llegado el caso.
Con ésto concluyo en que todos los seres son necesarios.
He renunciado a juzgar.
Abrazo Charly.

Charly Karl said...

Gala, nunca juzgo a nadie porque esa es una atribución del poder judicial, simplemente estoy dando una descripción de lo que pienso sobre los que ostentan el poder político en Argentina.

Besos!