Tuesday, October 10, 2006

El Sudeste Asiático

Corea del Norte está gobernada por un régimen estalinista desde hace más de 50 años, y técnicamente se mantiene aún en guerra con Corea del Sur, puesto que después de una confrontación de tres años (1950-1953) ninguna de las dos partes pudo sacarse ventajas en una lucha fratricida, donde al cese de hostilidades no se llegó por un acuerdo de paz, sino por un armisticio, teniendo ambos países a sus poderosas fuerzas armadas en un estado de alerta permanente .

El régimen de Pyongyang realizó estos días su primera prueba nuclear a dos mil metros de profundidad, y tiene planeado realizar otras para los próximos meses, preanunciando el aumento de la inestabilidad en todo el sudeste asiático, al contar aquel país en sus arsenales con misiles de gran poder, incluido uno con alcance de 6.000 km que podría hacer impacto en la costa oeste norteamericana.

Si a esto le sumamos el intento de la República de Irán de contar con armamento nuclear, y considerando que el gobierno fundamentalista de ese país al igual que el norcoreano posee misiles de largo alcance, las probabilidades de una crisis mundial, desde la finalización de la guerra fría en 1989 con la caída del muro de Berlín, hoy son hoy más ciertas que nunca.

4 comments:

Daniellha said...

Charly ...no quiero ni imaginar , algo así, cada día más guerras, hasta cuando, por qué no hablan los gobernantes de una cultura verdadera por la paz?.
Un beso.

Charly Karl said...

Daniela, lamentablemente gran parte de la dirigencia mundial carece autoridad moral para ponerle freno a la violencia que ellos promueven,para consolidar su dominación y neutralizar todo intento de oposición.

A los violentos hay que enfrentados, no con la metodología de ellos, sino con la justicia y la verdad, que de esta manera serán derrotados. Siempre hay gente que dice lo que piensa, sabiendo de los riesgos que asume.


Besos!

Tincho For Ever said...

Todavia no entiendo como pueden creer que hayan hecho esa prueba...

Charly Karl said...

Tincho, no hay ninguna duda de que la prueba fue realizada, y pudo ser confirmadaada en un primer momento por sismógrafos ubicados en Corea del Sur y Japón, puesto que una explosión subterránea de tal magnitud produce vibraciones detectadas a centenares de kilómetros de distancia. Hace unos minutos por medios periodísticos, me enteré de que Estados Unidos a través de determinados elementos tecnológicos detectó en la región de la explosión una fuga radiactiva.


Un abrazo!