Thursday, October 05, 2006

Para una convivencia civilizada


En los últimos tiempos, en Argentina se están realizando muchos actos de recordación de las víctimas de la violencia política sufrida décadas atrás, habiendo decidido no concurrir a ninguno de ellos, puesto que la postura de los organizadores demuestra una total parcialidad, situación que no condice con mis principios opuestos a la violencia del signo que fuese.

El grado de polarización al que se está llegando en los últimos tiempos, a mi entender por una política errónea, ha exacerbado tanto a la gente al punto de considerar cada sector que ellos son portadores de la verdad revelada, y que la otra parte está conformada no por personas que también han sufrido, sino por siniestros represores desde la óptica de un sector o temibles subversivos desde la óptica del otro sector.

Como siempre dije, el peor terrorismo vivido fue el de estado, pero no se puede soslayar el hecho de que habían organizaciones que utilizaban la violencia para lograr sus objetivos políticos, incurriendo en toda clase de crímenes, a las cuales se las debía combatir dentro de la ley y no fuera de ella como ha ocurrido.

Cuando se realice una marcha, en recuerdo de absolutamente todas las víctimas de la violencia política sufrida en nuestro país, desde por lo menos el año 1930 en adelante, si mis ocupaciones me lo permiten seguramente allí estaré, porque hacer diferencias entre personas que han sufrido la injusticia en carne propia, me parece algo lamentable y contrario a los principios republicanos básicos para una convivencia civilizada.

2 comments:

Daniellha said...

Chaarly...lo ideal, dentro de la Ley , pero existe en tu país?
Un beso.

Charly Karl said...

Daniela, lamentablemente las leyes en la Argentina se cumplen de manera parcial, cuando en realidad se deberían cumplir tanto en su texto como en su espíritu.

Besos!