Monday, June 26, 2006

Derechos y obligaciones

Hoy 26 de junio, se cumplen cuatro años del asesinato de los piqueteros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán a manos de policías de la provincia de Buenos Aires, hecho aberrante por cierto. Lo que no se justifica es que para recordarlos sus compañeros pretendan cortar nuevamente el puente Pueyrredón, como lo vienen haciendo cada vez que se les da la gana, a pesar de que ambos militantes políticos fueron abatidos dentro de la estación de trenes de Avellaneda, que se encuentra a unos cuantos metros del citado nexo entre capital y provincia.

Todo acto de violencia debe ser condenado inmediatamente provenga del sector que proviniese, dejando en claro que actuar de manera tan expeditiva contra dos hombres desarmados es un flagrante acto de cobardía que debe ser sancionado como corresponde por la justicia. Pero también es injusto el accionar de un grupo de dirigentes inescrupulosos que manejan planes sociales, con los que presionan a la gente carenciada para que se movilice hacia dónde ellos deciden, puesto que de lo contrario les retirarían el subsidio percibido. Esta es una actitud patoteril para con los transeúntes y automovilistas, que tienen que desplazarse por esos lugares para realizar sus actividades cotidianas, que viola la garantía constitucional de la libre transitabilidad, y desde ya que no debe ser tolerada por las autoridades.

El espíritu de facción está presente en aquellos que critican la violencia de un sector pero avalan la propia, obviando maliciosamente una realidad elemental, de que todos somos iguales ante la ley, y todos tenemos los mismos derechos y obligaciones.

 Posted by Picasa

2 comments:

Daniellha said...

Tienes toda la razón, todo hecho de violencia debe ser castigado, pero convencidos que todos somos iguales ante la Ley, sin injusticias.
Un abrazo.

Charly Karl said...

En este caso a la gente la manejan como si fueran ovejas, para beneficio de unos dirigentes tan inescrupulosos como faltos de representatividad.

Besos!