Friday, June 01, 2007

Atentado contra la libertad de prensa

Estudiantes manifestando por las calles
de Caracas.
Foto: La Nación / AFP

El atentado contra la libertad de expresión por parte del gobierno de Hugo Chavez, al decretar el cierre de un canal de televisión opositor, sumado a numerosas medidas tomadas para manipular a la opinión pública, la restricción de las libertades individuales y las numerosas expropiaciones de tierras que vienen siendo realizadas, han convertido al régimen de Caracas en una dictadura, especialmente a partir del otorgamiento de plenos poderes de un parlamento que le era completamente afín, algo inexplicable por cierto.

La OEA debiera tomar cartas en el asunto y expedirse de manera enérgica, para conminar al excéntrico mandatario a que recapacite y respete el derecho a la información de sus compatriotas, administre de manera racional los formidables recursos obtenidos por la venta de petróleo, terminando con la inconcebible dádiva a determinados sectores políticos de países en los cuales pretende tener influencia, entre los que lamentablemente se encuentra Argentina, al financiar a grupos autodenominados piqueteros, que por debilidad de las autoridades locales se han convertido en un factor de poder, contando con una estructura cuasi militar que se mantiene permanentemente movilizada y lista para tomar las armas llegado el momento, según lo dicho por uno de sus líderes, otrora funcionario público, quien debería estar preso por haber copado, incendiado y robado las armas de una comisaría del sur de la ciudad de Buenos Aires.

El objetivo es más que evidente, trasladar por la fuerza la revolución Bolivariana al resto de América Latina, e implementar las mismas retrógradas políticas que padecen los venezolanos y cubanos, que los convierten cada día que pasa en un poco más pobres y un poco menos libres.

2 comments:

Daniellha said...

Charly...que te puedo decir , si estoy viviendo esta situación en vivo.
Te digo que lo que este Señor ha hecho en este país, no se lo deseo a nadie.
Su lema es dividir y no multiplicar, esperemos que un día ya no le queden factores para seguir engañando.
Besos.

Charly W. Karl said...

Daniela, te comprendo perfectamente, el autoritarismo es una calamidad y la gente hace bien en manifestar su oposición.

Besos!