Tuesday, June 19, 2007

Increíble contradicción


La actitud más contradictoria de los últimos meses, fue la de una ministra de la ciudad de Buenos Aires que hasta hace unos días, antes de la primera vuelta para elegir jefe de gobierno, responsabilizaba a funcionarios del poder ejecutivo nacional de haber iniciado una campaña de desprestigio contra las autoridades comunales, llegando al extremo de responsabilizar al mismísimo jefe de gabinete de haber ordenado prender fuego un asentamiento de personas carenciadas, con la finalidad de responsabilizar al Sr. Telerman, actual intendente, y así beneficiar al candidato oficialista.

Justamente esta mañana, la misma funcionaria se dirigió a la casa de gobierno para darle su apoyo a quienes hasta hace unos días tildaba de incendiarios. Se llama Gabriela Cerruti y es Ministra de Derechos Humanos y Sociales.

Con funcionarios como éstos, en lugar de ser humano, preferiría ser extraterrestre.

3 comments:

Hard Core said...

Charly, cuando era pibe hablar de justicia social era casi hablar de ser comunista. Ahora que esta muerto Peron, hay cosas que han sobrevivido mas alla de antinomias al cohete. Y que podemos asentir o disentir. Cuando digo que Peron vence, es que al proyecto maniqueo de peronismo de izquierda sin alternativas que propone el kichnerato, me parece que le puedo oponer el Peron Vence. No hablo de la resurrecion o la parusia. Simplemente, de que no quiero las ideas del tuerto mandalay.

Todos Gronchos said...

Volvió Borocotó!!!

Pensar que gabrielita era filo monto en los 80, re progre, hasta que con su ex marido, Martín Cortéz se hicieron millonarios. Ella escribiendo un libro que le dictó Alberto Kohan y él robando con consultoras al Estado Nacional y provincial.


PD muy complicada la verificación, hoy me tocó poner ebkpmeqg (verdad)

Charly W. Karl said...

Hard Core, muy interesante tu comentario.
En realidad resulta difícil entender lo que es el peronismo, el actual presidente es como el fundador de ese partido, la diferencia radica en que a la gente actualmente es mucho más difícil engañarla.

Un abrazo!


Todos Gronchos, la gran mayoría de los políticos tienen algo de Borocotó, aunque se esfuerzan al máximo por disimularlo, de lo contrario se incinerarían en una fracción de segundo y a diferencia del ave Fénix no podrían volver de sus cenizas.

Un abrazo!