Tuesday, June 05, 2007

Crónica de lo grotesco


Ayer en el Salón Blanco de la casa de gobierno, el presidente criticó con inusual vehemencia a quienes tuvieron funciones ejecutivas durante la década del 90, responsabilizando al candidato que ganó las elecciones el domingo último de ilícitos que en ningún momento fueron probados, puesto que de lo contrario habría sido inhabilitado para acceder a cualquier cargo público.

Lo realmente grotesco es precisamente que el elegido a dedo por el poder ejecutivo, fue ministro de educación durante la calamitosa intendencia del Sr. Carlos Grosso, quien posteriormente terminó en la cárcel por la sumatoria de irregularidades cometidas. Quien es apoyado por el gobierno, fue asesor del ministerio de educación durante la tan criticada década. Y no hablemos del resto de los funcionarios actuales que también participaron en esa particular etapa de la historia argentina, incluso el presidente actual fue un ferviente defensor de las políticas que ahora con tanto énfasis critica.

No hay ninguna duda, que desde las altas esferas oficiales consideran a gran parte de la población, en el mejor de los casos de una ingenuidad colosal. A mi entender los ingenuos son ellos, de lo contrario se esmerarían un poco más para disfrazar la realidad, y no dirían semejantes inexactitudes.

2 comments:

ALEJANDRO LAVALLE said...

HOLA, PRIMERA VEZ X ACA. ARGENTINA PERMITE EL REDESPLIEGUE DE LOS PERSONAJES POLITICOS DE UNA MANERA QUE ES INEDITA. UNA ARGENTINIDAD TAN TIPICA COMO EL DULCE DE LECHE.

Charly W. Karl said...

Que tal Alejandro, cada día que pasa pienso que mis conocimientos son menores de lo que pensaba el día anterior. Aquí la realidad es más extraña de lo que debiera ser.

Un abrazo!